sábado, 25 de octubre de 2014

ALEJANDRO VARGAS, pianista






«Que no nos quiten
la música»

Alejandro Vargas, pianista cubano afincado en Galicia desde el 2009, estrena este domingo, a las 20 horas, en el Centro Galego de Arte Contemporánea (CGAC) su último proyecto, «Ama Aza LaNdo», título que va más allá de un simple juego de palabras y revela toda una actitud creativa del compositor.







El pianista cubano afincado en Galicia Alejandro Vargas (Holguín, Cuba, 1980) destapará este domingo en el CGAC su última creación, Ama Aza LaNdo, un álbum sin ataduras de género, en el que el intérprete estará solo en el escenario para esbozar una serie de paisajes sonoros, con pinceladas de minimalismo, improvisación libre y jazz.

El domingo estarás solo en el escenario con su música. ¿Cuál será el argumento?

En mi nuevo proyecto, Ama Aza LaNdo, trato de plasmar los valores de la música y mi honestidad en un distanciamiento real para estar en coherencia con lo que trato de expresar a través de técnicas y tendencias para la configuración sonora del disco.

Además del piano, también sonarán otros instrumentos. ¿Te apoyarás en  sonidos pregrabados?

No, en directo tendré que arreglarme solo. En el disco sí incluyo algún sonido pregrabado.

¿Qué hay detrás del título «Ama Aza LaNdo»?

He utilizado la misma técnica pianística que para componer la música, se trata de la técnica de espejo. Una especie de juego de palabras (o notas), de modo que el desarrollo parece el reflejo horizontal del original, y así se consiguen otros significados u otras sonoridades. En este caso el título significa «a mano alzada».

¿Tu música surge de la realidad social y económica actual, tienes en cuenta al público que lo escucha?

Claro, a eso me refería antes con lo de la honestidad. No todo el mundo puede estar en una gran discográfica y vender montones de discos. Pero por eso no vas a dejar de hacer música. En mi caso trato de aprender todo lo posible y me ocupo de todo el proceso creativo, desde dibujar las portadas del disco a cortar los cartones para las carátulas. Grabo, toco y lo vendo. Es mi forma de decir al mundo y a los políticos que no nos quiten la música.

¿Tu propuesta va más allá de la música?

Sí, está pegada a la realidad social y a la forma de expresarme. Además del concierto, el domingo expongo en el CGAC un total de 70 dibujos que representan otras tantas carátulas de mi nuevo disco, que en principio tendrá una tirada de 100 unidades. Cada carátula será única y estará numerada. Aprovecho para recordar que los que espectadores que vayan un poco antes de la hora del concierto podrán echar un vistazo a la exposición.

Has logrado el reconocimiento con premios prestigiosos, has tocado con grandes intérpretes, como Chucho Valdés, en grandes escenario de todo el mundo, ante este panorama, ¿por qué has decidido instalarte en Galicia?

Te voy a decir la verdad; por la comida…

No me lo puedo creer…

(Risas…) En serio. Cuando viene en el 2009, me sorprendió lo bien que se come aquí en Galicia, me refiero a la calidad de los productos en este caso. Estoy convencido que si comes bien y con calidad eso también se refleja en tus composiciones. Es un proceso orgánico. Pero además de la comida, me impresionó el ambiente musical de Santiago, con una escena muy viva y con unos músicos muy interesantes con los que encajaba la música que me interesa.

¿Qué músicos han influido en esa decisión?

Bueno, conocer a LAR Legido o Pablo Seoane ha sido increíble. Son inquietos intelectualmente, con una mentalidad muy abierta, además de trabajar aspectos musicales que a mí me interesan mucho, como su proceso creativo, la experimentación o la improvisación libre.

Eres un músico cubano, pero no pareces un músico cubano...

Siempre seré un músico cubano, aunque mi sonoridad pueda despistar. Me he formado musicalmente en Cuba y las raíces no las puedes olvidar. Están presentes en mis composiciones.

¿Te quedarás en Galicia?

No lo sé. De momento estoy muy a gusto y es un lugar fantástico para trabajar. Mientras siga aprendiendo de estos músicos estupendos que me rodean creo que seguiré por aquí.

Publicado en @fugasvoz







Comparte esta entrada

votar