lunes, 23 de enero de 2012

OBITUARIO Etta James (1938-2012)






Etta James
Una voz única


Etta James, la cantante norteamerica de blues y soul murió en Los Ángeles de leucemia a los 73 años

Etta James (Los Ángeles, 1938-2012) tenía una voz única. Durante sus 73 años años de vida fue curtiendo un carácter muy peleón y, sobre todo, salpicando una trayectoria intermitente de canciones memorables, convertidas ya en clásicos. La gran referencia femenina del blues y soul norteamericana murió en el Riverside Community Hospital, de Los Ángeles, debido a complicaciones derivadas de la leucemia que padecía desde hace algún tiempo.



La voz de Etta James se ha apagado para siempre, pero su eco tintinea en forma de bucle en los oídos de su legión de seguidores, que inevitablemente no podrán dejar de escuchar las estrofas de temas como Good Rocking Daddy, Tell Mama y por supuesto At last, su gran éxito.


Como muchas de las cantantes negras de la época, Etta James, que en realidad se llamaba Jamesetta Hawkins, comenzó a destacar en sus intervenciones dentro de un coro de la iglesia baptista, con el gospel y el soul como herramientas de expresión. En los años 50 su carrera dio un vuelco al ser descubierta por el bluesman Johnny Otis, quien le proporcionó su primer éxito: The Wallflower (Roll With Me, Henry)


Una década más tarde fichó por el prestigioso sello de blues de Chicago Chess Records, con el que cimentó su trayectoria hasta mediados de los 70, que abandonó la discográfica y marcó de algún modo también su decadencia artística.


La vida de Etta James no fue un camino de rosas a pesar de su voz, sus éxitos, sus seis premios Grammy o su ingreso en el Rock and Roll Hall of Fame. La cantante tuvo que hacer frente a sus adicciones, drogas y alcohol, así como a su fuerte temperamento, que sufrió hasta el mismísimo Obama, al preferir la voz de Beyoncé a la suya para interpretar At Last durante la fiesta de su toma de posesión como presidente de Estados Unidos.







Comparte esta entrada

votar