sábado, 8 de junio de 2013

RAYNALD COLOM trompetista






«Trato de hacer música viva, que refleje lo 
que está pasando»


El VI Ciclo 1906 de Jazz entra en su recta final. Su penúltima propuesta será el excelente trompetista Raynald Colom en sexteto con un concierto en el Clavicémbalo de Lugo (sábado, 8 - oo.oo horas).  Jazz, flamenco, pop, hip-hop, músicas que encierra en su último disco, «Rise» (Jazz Village, 2012), propuesta musical honesta con los tiempos que corren.









En tu segunda visita a Galicia con el ciclo 1906 llegas presentado «Rise», tu nuevo disco, el cuarto como líder. En una primera escucha parecen temas muy eclécticos, aislados, pero en una audición más detenida sorprende descubrir las conexiones. ¿Era tu intención sacar el aspecto más conceptual de tu música?

El disco es el reflejo de todos esos mundos musicales que tengo en mi cabeza. Son muchos años tocando muchas cosas diferentes con gente diferente y todo eso estaba ahí, tenía que sacarlo de alguna manera.

Te atreves con una propuesta jazzística muy personal y contemporánea, en la que prescindes de tentaciones revisionistas, a las que suelen agarrarse las nuevas generaciones de músicos.

Trato de hacer una música que esté viva, que refleje lo que está pasando en la actualidad, sobre todo en el momento social que estamos viviendo. Sinceramente, creo que es lo que tenemos que hacer, sin olvidar mantener la tradición detrás, porque es la base y hay que conocerla, pero hay que ir más allá. Vivimos otros tiempos y no se puede renunciar a la búsqueda de otras formas de llegar al público, sobre todo siendo uno mismo.

Bueno, salvo en «Avec le temps», muy pegada a la versión de Abbey Lincoln. ¿Es premeditado?

Es un tributo. El tema «Avec le temps» me encanta y me encanta la versión de Abbey Lincoln, como todo lo que representa esta cantante.

Cuando dices que hay que ir más allá, ¿en tu universo musical entra el jazz, el flamenco, el pop, el hip hop..?

Sí. Son las experiencias que he ido acumulando a lo largo de mi carrera. Estos meses estuve con Carles Benavent, ahora estoy con mi disco, en unas semanas me iré de gira con la banda del saxofonista Greg Osby. Quiero decir que todas estas músicas me gustan, las disfruto y forman parte ya de mi vocabulario y de mi expresión musical. En definitiva, trato de ser lo más honesto posible con mis propuestas para intentar que la gente sienta algo con mi música. Cuantas más cosas tengas en el saco más opciones tendrás para elegir.

«La palabra jazz ya no me gusta, prefiero llamarla música negra americana»

Tengo la sensación de que cuanto más consolidada está la trayectoria de un intérprete menos piensa en el público y más en su mensaje. ¿Crees que es así?

Lo tengo muy claro, el público es lo más importante, sin duda. El disco es solo un vehículo para hacer directos. Como una fotografía que fija un momento pero ese momento tiene que evolucionar, precisamente delante del público. 

¿No te parece un desperdicio el ninguneo que está sufriendo el jazz en España, en un momento en el que está aportando propuestas y músicos muy interesantes a la escena internacional y con un público educado, que sabe lo que va a escuchar?

Totalmente de acuerdo. Hay muchos y buenos músicos en España y el público es bueno; cuando va a un concierto sabe lo que va a escuchar. El problema es que en España la cultura es algo extra y hasta que los políticos no se den cuenta de que invertir en Cultura y Educación permite crecer en todos los aspectos pues seguiremos así... Pero bueno, todo el mundo está patas arriba...

Creo que tienes una fluida relación con los músicos de jazz gallegos, ¿es cierto?

Sí, sí. De hecho en julio estaré en Galicia acompañando a Marcelino Galán en la presentación de su nuevo disco. Abe Rábade estuvo en mi banda durante tres años. Por supuesto también tengo contacto con Paco Charlín, Max Gómez, en fin con un montón de músicos. Esta relación con músicos gallegos me conecta con Portugal, donde también hay músicos muy interesantes. La verdad es que en los últimos diez años, en Galicia están ocurriendo cosas muy interesantes. 

Te consideras parte de la nueva generación de trompetistas de jazz que, a pesar de sus claras influencias de grandes referentes que todos tenemos en la cabeza, aporta voces nuevas al género?

De esos grandes referentes quedan ya muy pocos vivos y esta música ha ido evolucionando e interactuando con otras músicas, retratando una nueva realidad. La palabra jazz ya no me gusta, prefiero denominarla música negra americana. Se ajusta más.


Versión íntegra de la publicada en el Fugas (@fugasvoz)




Comparte esta entrada

votar