viernes, 4 de abril de 2014

AVISHAI COHEN




Jazz sin fronteras


El contrabajista israelí Avishai Cohen y su trío actuarán este domingo, día 6, en el Teatro Principal de Santiago de Compostela (20 horas), dando continuidad a la programación del Ciclo 1906 de Jazz. La formación repetirá actuación el lunes en Madrid, en el Teatro Lara. Avishai Cohen llega con «Almah», su nuevo disco, un trabajo más denso y profundo que anteriores álbumes, mucho más coloristas.




La trayectoria musical del contrabajista Avishai Cohen (Israel, 1970) tiene mucho mérito. Es de esas que uno se siente orgulloso cuando echa un vistazo hacia atrás y comprueba que el esfuerzo y la dedicación han valido la pena. Supongo que es lo que pensará Avishai Cohen cuando recuerda sus inicios en la capital del mundo del jazz, a principios de los 90, totalmente decidido a hacerse un hueco en la escena jazzística de la Gran Manzana. La cosa no fue de cuento, a pesar de contar con una sólida formación en piano clásico adquirida en la Academia de Música y Artes de Jerusalén, pero en poco más de una década, Avishai Cohen se ha convertido en una referencia internacional.

Sin duda, lo fascinante de ciudades como Nueva York es que puedes ver y ser visto y eso es lo que pasó con Avishai Cohen. Después del esfuerzo de compaginar diversos trabajos en la construcción y de patear pequeños locales, tocando también en las calles y el metro neoyorquino, algo que por cierto hoy en día tendría que pedir permiso, llegó su recompensa cuando llamó la atención del magnífico pianista Danilo Pérez y lo incorporó a su trío. Posteriormente fue nada menos que Chick Corea quien se decidió por Cohen para completar su sexteto Origin, a finales de los 90. A estas alturas, Avishai Cohen comenzaba a empaparse de los sonidos del mundo y se infectó con el ritmo latino, sobre todo después de quedar fascinado con el desparpajo  musical y escénico de Eddie Palmieri.

Líder


Avishai Cohen abandonó el grupo de Corea en el 2003, pero ya antes decidió ir encarrilando su carrera empezando por crear su propio sello discográfico y a continuación su propio grupo, Avishai Cohen Trio, con Mark Guiliana en la batería, ahora colaborador de Brad Melhdau en el dúo Mehliana, y su compatriota Shai Maestro al piano, e iniciando una serie de colaboraciones con músicos de prestigio como Bobby McFerrin, Roy Hargrove, Herbie Hancock o Kurt Rosenwinkel.

Pero fue tras la primera década de los años 2000 logró incorporar a dos músicos jóvenes con un talento extraordinario como intérpretes; el pianista Nitai Hershkovits y  el batería Daniel Dor, con los que el contrabajista israelí consiguió la empatía musical que buscaba para poner en marcha su sentido del espectáculo, ya que a sus aportaciones al contrabajo también añadió la voz, por eso no es extraño que entre temas originales y estándares de jazz suenen en sus conciertos piezas como Alfonsina y el mar o Vámonos pal monte, de Palmieri.

Avishai Cohen es pura energía en el escenario. Un contrabajista solista capaz de llenar la escena con su particular visión de enfrentarse a la música, libre de fronteras  estilísticas. El escenario es, sin duda, un lugar donde se siente como en casa, tanto es así que asistir a uno de sus actuaciones en directo es probablemente la mejor manera de familiarizarse con su universo musical. 

En Galicia supimos de este israelí en el 2011, cuando sorprendió en el festival Imaxinasons, de Vigo, con su talento y energía presentando el álbum Seven Seas. Ahora también viene con nuevo disco, Almah (Warner, 2013) el decimocuarto como líder. Se trata de un trabajo menos colorista, mucho más ilustrado, denso y profundo, en el que incorpora  un cuarteto de cuerda y un oboe, junto a su trío habitual para presentar piezas originales, estándares de jazz y explorar también versiones de canciones antiguas. Solo es cuestión de sentarse y disfrutar.







Comparte esta entrada

votar