martes, 6 de diciembre de 2011

MBM Trío MBM



 
MBM 
Antonio Bravo, guitarra
Baldo Martínez, contrabajo
Lucía Martínez, batería
Xingra- Karonte 2011
_____________ 

 
MBM Trío es el nuevo laboratorio del contrabajista gallego Baldo Martínez. Un espacio que comparte a parte iguales con otros dos gallegos, el guitarrista Antonio Bravo y Lucía Martínez a la batería. La primera impresión es buena. El trío deja una imagen muy sólida en este primer proyecto conjunto, apostando por una imagen urbana de la portada y un sonido progresivo que lo instala en la línea del jazz de vanguardia. Temas trabajados en su estructura, desarrollados de forma melódica y muy abiertos a la experimentación y la improvisación para el disfrute del solista de turno, con intervenciones muy equilibradas.


MBM abre el disco y supone la carta de presentación del trío. Magnífica la intro entre el arco de Baldo y contrapunto de Antonio Bravo en la guitarra. El tema crece con la entrada de Lucía. Después, solo interesa saber qué va a pasar después. El trío no baja el listón y la empatía entre los componentes pasa a ser un pieza más de esta propuesta.

Baldo Martínez deja suficientes pistas a lo largo de su trayectoria de su capacidad para la multitarea, con una especial tendencia a embarcarse en proyectos y formatos muy dispares, ya sea como líder o acompañante, en formaciones en cuarteto, trío, dúo o gran Ensemble, como su Projecto Miño. El contrabajista gallego ha sabido ocupar y ampliar su presencia en la escena jazzística en España y conectarse directamente con la vanguardia europea apostando por una identidad, y utilizar esos códigos para crear lenguaje. Aquí aporta cuatro temas (MBM, Coquito’s, Biscrimson y Puerto de abrigo). 

Este disco también permite disfrutar del buen gusto y la pulcritud técnica del guitarrista Antonio Bravo, cómplice y compañero de viaje de Baldo Martínez en numerosos proyectos. Antonio Bravo ha sabido construir su propio sonido a partir de las grandes referencias actuales de la guitarra, ya sea John Scofield, John Abercrombie, Pat Metheny o Bill Frisell, aunque creo que en esta ocasión se acerca al Marc Ribot más progresista. Las influencias están ahí y dan consistencia al discurso de Antonio Bravo, que ha sabido hacer suyo un sonido que apunta a estos grandes intérpretes. Contribuye con dos temas para este trabajo: Ya veremos y Mar de fondo.


En cuanto a Lucía Martínez, confirma su gran evolución como percusionista y compositora. Su estancia en Berlín le está sirviendo para empaparse de propuestas de vanguardia que asimila con pasmosa facilidad. La intérprete más joven del trío tiene un protagonismo más bien oculto en esta entrega, gestionando a la perfección la dinámica del trío, abriendo espacios y aliándose con Baldo para lanzar los solos de Antonio Bravo. Lucía Martínez firma Megumi y el magnífico Jacarandás en flor, con aires del sur. Por cierto, Lucía Martínez acaba publicar nuevo disco como líder, junto a su Berliner Projekt Azulcielo.

Así suena...





Comparte esta entrada

votar