viernes, 10 de mayo de 2013

NANI GARCÍA pianista







«Tengo la necesidad 
vital de reinventarme 
cada cierto tiempo»

Después de una larga, variada y fértil carrera musical, Nani García vuelve al jazz para reinventarse. Lo hace al frente de su nuevo trío, junto a Miguel Cabana, en la batería, y Simón García, al contrabajo. Este sábado, la formación estará en el Dado Dadá de Santiago (22.30 horas) presentado «Renaissance» (Xingra, 2012), dentro del VI Ciclo 1906 de Jazz.



  A pesar de tu larga trayectoria en la música, resulta que «Renaissance» es tu primera grabación en trío.

  Sí, es cierto. Toqué muchas veces en trío, pero nunca antes había grabado en este tipo de formación.

  El título, aunque está en francés, es bastante elocuente. ¿Estamos ante un renacimiento de Nani García?

  Pensé en el título en gallego, pero creo que el término «renacemento» tiene unas connotaciones muy medievales y no es eso lo que buscaba, sino más bien colocar un concepto más cercano a «renacimiento», una forma de reinventarse.

  ¿Crees que después de años en este negocio ahora toca reinventarse?

  Creo que sí. Tengo la necesidad de reinventarse cada cierto tiempo, sobre todo ahora con todo esto que nos está cayendo encima no se trata de buscar una revolución sino de reinventarse porque no hay otra y las cosas vienen así dadas. A nivel de países, está el ejemplo claro de Islandia, que tuvo que reinventarse de nuevo para poder salir adelante. Si aplicamos este concepto a las personas es un poco lo mismo.

  ¿Se acabaron las posiciones de privilegio en la música también?

  Sí claro, y el que piense que lo esté se puede llevar una sorpresa desagradable como le está pasando a España, por ejemplo. Con esta formación trato de hacer una pequeña reflexión sobre esto.


 Tu trayectoria es muy diversificada, como pianista, compositor, bandas sonoras, publicidad, productor, director artístico del Imaxinasons. Tu relación con la música siempre la abordaste desde múltiples aspectos, toca ahora ser intérprete?

 Tengo muchas dificultades para ser un intérprete virtuoso, por eso casi todo lo veo a través del prisma del arte, que no es otro que el de una persona que utiliza sus conocimientos e imaginación para tratar de crear cosas bellas y nuevas formas de comunicarse, pero no basándome en la interpretación desde el punto de vista de la gimnasia, por decirlo de alguna forma. En cuanto al jazz, canalicé mi presencia en Clunia y ahora me apetece más hacerlo a través de Nani García. Seguramente es algo que pude haber hecho antes, como el caso de Baldo Martínez, pero en mi caso esa necesidad surgió ahora.



«La idea es publicar un nuevo disco
en trío, pero con algún invitado»

Nani García, junto a Simón García y Miguel Cabana
 Para esta nueva aventura has confeccionado un trío muy a tu medida, con un Miguel Cabana poderoso en la batería y Simón García aguantando vuestras embestidas en el contrabajo.


 Mi intención al crear este trío era poder contar con gente que pueda ver habitualmente para trabajar. No quería el típico trío de «matar tigres». Intento llevarlos a mi terreno. El caso de Miguel Cabana, que toca con mucha gente, se lo está pasando muy bien porque le pido cosas distintas a lo que normalmente hace, sabemos que es un batería con una técnica impecable pero tiene que implicarse creativamente, que es lo que le pido en el trío. En cuanto a Simón, que aquí de momento tiene un papel más oscuro, es una persona muy comprometida con el jazz y sobre todo un gran músico.


 El disco muestra a un Nani García muy dinámico, con mucha presencia en un repertorio muy físico, ¿estás en forma para los directos?


 Estoy en ello. En los ensayos ya notamos la dureza del repertorio. Hay que tocar con mucha intensidad y te puedo decir que cansa mucho hacerlo todo seguido, porque estamos hablando de temas que superan los seis minutos de media, y se acusa el esfuerzo.


 ¿Estamos ante un trío estable y con continuidad?


 Sí, por supuesto. La idea es publicar varios discos consecutivos, de hecho estamos preparando otro que quiero publicar ya, cuanto antes. La idea es que sea en trío otra vez, pero no descarto que pueda incluir a algún invitado, pero la formación base será el trío.







Reseña

Comparte esta entrada

votar